CSC

 

Católicos Sin Complejos (C.S.C) nació de una reunión de grupo de cinco cursillistas de cristiandad, que comenzaron a invocar al Espíritu Santo a ritmo de Rock and Roll y Blues, allá por el año 2005. Los primeros miembros de esta peculiar banda fueron: Pepe González (Guitarra Solista) Carlos Benito (Voz y guitarra rítmica) Ricardo (Bajo) Toni (Batería) y Juan Antonio (Curro extra y apoyo moral). Más o menos, al año de su creación y con apenas dos o tres actuaciones a la espalda sufrieron los dos primeros cambios: José, hijo de Toni y actual batería de “La Voz del Desierto”, sustituyó a su padre en las baquetas y Ricardo le pasó el bajo a, un tal, Jose, alias “El Melenas”, viejo compinche de Pepe en otras aventuras rockeras. Con esta formación, la banda aguantó varios años y se curtió en los más variopintos escenarios, hasta la sustitución de José por el nuevo batería, y gran cura, Jose Antonio Viñas. Poco después el grupo aumentó su plantilla con un percusionista, nada más y nada menos que el autor de la famosa canción “Sígueme”, el gran Juan Carlos Reina; un saxo tenor llamado Antonio, una tercera guitarra a cargo de Juanma, hermano del cura, y un teclado maltratado por José López, antiguo componente del grupo de El Cura Rockero de Toledo “Don José”. Pero tras algunas discrepancias musicales y varios agobios de otro tipo, el grupo se disolvió, Dios sabrá porqué. Corría el año 2012 en un lluvioso y triste mes de Marzo. Pero la chispa volvió a surgir de nuevo, también Dios sabrá porqué, cuando Pepe, convencido por Antonio, se decidió a rearmar una nueva banda conservando el ya consolidado y conocido nombre de “Católicos Sin Complejos”. Un par de llamadas telefónicas fueron suficientes para comenzar, o continuar, la aventura y echarse de nuevo a la carretera. Benja Olivares, un batería y cantante de lujo fue el primero en dar el “Si Quiero”, además de traerse consigo a su hermano Toni, gran bajista curtido en el más puro Rock and Roll y a su amigo Jaime que terminó haciendo las funciones de “Manager” y técnico de sonido, además Benja y Jaime pertenecen ambos al coro de la Parroquia Santo Tomás de Villanueva al que perteneció también Juan hasta que en Septiembre de 2012 se marcho a Guadalajara , "menudo lujo". El tercer fichaje fue Miguel Ángel Nieto (Cura y superviviente) miembro fundador de la, ya mencionada, “Voz del Desierto”, que esta vez cambió el instrumento de las cuatro cuerdas por una guitarra rítmica. A los pocos ensayos apareció `por el local un viejo amigo de los hermanos Olivares, que empezó haciendo los coros y terminó apoderándose de la voz solista por méritos propios, su nombre: Juan Sierra, cantante y “Showman” sin igual. Cuando todo parecía de color de rosa, Antonio abandona el grupo por cuestiones personales, pero como caído del cielo, apareció para sustituirle otro saxofonista llamado Carlos Santos, que atiende por el apodo de “El Pajarito”. Todo esto ocurrió en Septiembre del 2012, seis meses después de la dolorosa ruptura. Y desde entonces hasta hoy, C.S.C. siguen dando guerra e intentando llevar la paz y el mensaje del Maestro allá donde Él quiera llevarles y hasta cuando Él quiera, que para eso se creó este grupo.

                                        

                                          ¡Va por Él!

 

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now